Encendida la turbina 1

Termoeléctrica Don Luis Zambrano aporta 180 MW al SEN

Con un aporte inicial de 180 megavatios, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica y CORPOELEC, sincronizó la Turbina 1 de la Termoeléctrica Don Luis Zambrano, obra ubicada en El Vigía, Edo. Mérida

19-08-2013

La Termoeléctrica Don Luis Zambrano es en una obra de ingeniería, procura, construcción y puesta en funcionamiento, para una planta de generación de ciclo combinado, con capacidad nominal de 470 MW.

Su alcance incluye las líneas de transmisión asociadas a la planta; la ampliación de la subestación Vigía II; la construcción de la subestación Vigía III, anexa a la termoeléctrica,  la cual es una subestación elevadora de planta; y la subestación Moralito, en territorio zuliano, para cubrir la demanda de energía en Mérida y parte de los estados Zulia, Táchira y Trujillo.

Está conformada por dos turbinas a gas de 180 MW cada una, marca Siemens; dos calderas de recuperación de calor, alimentadas con la energía aportada por los gases de escape de las dos turbinas a gas; una turbina a vapor marca HTC; un condensador de superficie, tres transformadores de potencia, y sistema de media y baja tensión.

También incluye el suministro de partes, repuestos y entrenamiento del personal técnico que se encargará de la operación y mantenimiento de la planta, con una inversión de 1.145 millones de dólares, a través del convenio internacional Fondo China-Venezuela.

En memoria de Luís Zambrano

Para su denominación, no podía seleccionarse un mejor epónimo que el de Don Luis Zambrano,  merideño ejemplar quien con su ingenio aportó las primeras fuentes de energía que se conocieron en Mérida.

Nativo de Bailadores, municipio Rivas Dávila del Edo. Mérida, el 1° de mayo de 1900, (justo el Día del Trabajador), Don Luis estudió hasta cuarto grado y descubrió las leyes de la física jugando en las cascadas y riachuelos que habían alrededor de su casa.

Fue carpintero y aprendió los secretos de la metalurgia. Su razón era crear para servir, para hacer más productivo y menos forzado el trabajo del campesino, por lo cual inventó turbinas para generar electricidad de caídas de agua en el Páramo de Mariño, las cuales -a su vez- cumplían más de siete funciones, entre ellas las de taladro, sierra, fuelle, soldador, torno y molino.

Mantuvo tractores y otras máquinas en funcionamiento. Durante la construcción de la carretera Trasandina, creó un motor de solo 25 piezas, basado en la turbina, al que llamó El Turbozam. Don Luis siempre le decía a los jóvenes: "No permitan que se les cierre la noche al mediodía", para confirmar aquello de no dejarse vencer por algún problema sin antes tratar de solucionarlo.

En noviembre de 1984, la Universidad de Los Andes (ULA) le otorgó el título de Doctor Honoris Causa en Ciencia «por su útil labor creativa», reconocimiento que por primera vez se le confiere a un hombre del campo.

Fue declarado Hijo Ilustre de Bailadores y su nombre es epónimo de esta gran obra de la Revolución Bolivariana. Fallece el 15 de agosto de 1990, en la población de Tovar, del estado Mérida.

Tal como estaba previsto

El pasado 10 de mayo de 2013, el ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Jesse Chacón, en visita a Mérida, anunció en rueda de prensa desde la gobernación del estado, en compañía del mandatario regional Alexis Ramírez y el Estado Mayor Eléctrico, el encendido de esta primera turbina en el marco del plan a corto plazo, “vamos a encender y a sincronizar  la unidad 1 del ciclo abierto de 180 megavatios, lo cual significa un motivo de regocijo para los estados andinos”.

Aclaró el ministro Jesse Chacón que se trata solo de la primera fase del proyecto, el cual continuará su ejecución. Posteriormente, será en octubre de este año cuando se incorpore la turbina 2 para completar el ciclo abierto a gas; y a finales de 2014, se espera la culminación de la obra, con el encendido de la tercera turbina a vapor del ciclo combinado, para generar un total de 470 megavatios al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Aporte social

El Poder Popular, organizado en consejos comunales, ha sido de gran apoyo para el buen desarrollo de la obra. Los estrechos lazos de solidaridad con los representantes de CORPOELEC y la empresa responsable del proyecto, han brindado como resultado una serie de beneficios a sus comunidades:

  • Instalación de 12 empresas básicas comunales.
  • Capacitación para el trabajo de 800 personas.
  • 100 talleres para el fortalecimiento de la organización comunal.
  • 30 charlas para el fortalecimiento de la organización comunal.
  • Solución a la problemática en 9 consejos comunales.
  • Construcción de puente en el km 12 Caño Danta, en un modelo de cogestión.
  • Activación de 300 patios productivos (huertos familiares).
  • Aprovechamiento de 2,3 millones de toneladas/año de desechos sólidos.
  • Construcción de viviendas para los trabajadores.
  • 11.461 familias beneficiadas.

La inversión realizada por el Estado venezolano para la construcción de la Planta Termoeléctrica Don Luis Zambrano beneficiará, de manera directa e indirecta, a más de 162 mil familias de diferentes estratos sociales. Como impacto económico, traerá consigo la generación de fuentes de empleos, así como grandes inversiones de empresas foráneas, mejorando la calidad de vida de sus habitantes.

Venezolanos orgullosos

El testimonio de algunos trabajadores evidencia la calidad del recurso humano con que cuenta la Patria. Es el caso del ingeniero de CORPOELEC a cargo de la coordinación de construcción del proyecto, Eduardo Rodríguez, quien se mostró complacido por los resultado en materia de avances de la obra, que supera -para esta fecha- el 86% de ejecución, tomado en cuenta que la ingeniería y la procura están al 90% y la construcción, de acuerdo a lo planificado, estaría para finales de 2014.“

"Vamos a tener una planta confiable y con autonomía de operación, ya que desde el cuarto de máquinas podemos monitorear todo el funcionamiento de la termoeléctrica. Además, contamos con una capacidad de almacenamiento de 23 millones de litros de combustible, lo que representa una garantía, para 10 días de funcionamiento, de las 2 turbinas del ciclo abierto a gas, teniendo la ventaja de que la tercera turbina del ciclo combinado no requiere combustible, pues utiliza el vapor de las turbinas 1 y 2”, explicó Rodríguez.

Por su parte, el inspector de comisionamiento, Daniel Bolívar, destacó la experiencia del trabajo con los chinos, su cultura, describiéndolos como buenas personas y eficientes a la hora de distribuir el trabajo; apegados a las normas de seguridad y disciplinados. Señaló que “arrancar esta primera máquina es maravilloso para nosotros como trabajadores que estamos demostrando que en nuestra Patria si es posible hacer grandes obras como ésta, aceptando el reto tal como lo hicimos.”

Mujeres valientes

En la sala de control, al lado de los especialistas de la empresa China CAMC, se encuentra la ingeniera de operaciones Rilmar Rojas, una de las mujeres que tendrá la responsabilidad de comandar las operaciones de la termoeléctrica, a partir de su encendido.

Dijo sentirse capacitada gracias a los cursos y entrenamientos recibidos. Su condición de fémina no ha sido impedimento alguno para ocupar esta responsabilidad: “Me parece muy bueno que el gobierno nos haya tomado en cuenta, porque así tenemos la posibilidad de demostrar que somos capaces de ocupar cargos como éstos que, por lo general, anteriormente se le asignaban solo a los hombres”.

También con espíritu aguerrido de mujer y después incursionar en un campo no muy común para ella, Lesly Romero se desempeña aquí como cabillera, orgullosa de estar aportando sus manos para la construcción de la obra civil en la termoeléctrica. Dijo sentirse agradecida por la oportunidad que le dio CORPOELEC y, con lágrimas en sus ojos, recordó al Presidente Hugo Chávez, lamentando que no haya sido el comandante quien, por voluntad de Dios, estuviese encendiendo la primera turbina.

Fuente: Prensa CORPOELEC